La nueva vida de Abel Gallegos tras su triunfo en el LAAC 2020

A sólo 190 km de Buenos Aires, en 25 de Mayo, un pequeño pueblo de la pampa Argentina y en un rincón donde pocos hubieran imaginado que podía suceder, el golf le tocó la cabeza con su varita mágica a un chico de 18 años y le cambió la vida.

Abel Gallegos dejó su puesto de arquero en los partidos de fútbol tan típicos de su barrio por el guante de golf y así ese grandote con cara de bueno, poco a poco fue metiéndose en un mundo que lo llevaría a cumplir rápidamente muchos de sus sueños.

Su victoria en el Latin America Amateur Championship de 2020, disputado en el campo El Camaleón de Mayakoba, en la Riviera Maya mexicana le abrió al argentino un sinfín de posibilidades y experiencias de las que todavía sigue sacándole el jugo.

“Me cambió la vida. Llegué a mi casa y me llovían los llamados, tuve que tomar decisiones importantes y eso creo que fue de lo más positivo que me dio haber ganado el LAAC, más allá de lo deportivo”, comenta Abel.

Fundado por el Masters Tournament, The R&A y la United States Golf Association (USGA), el LAAC fue creado para desarrollar aún más el golf amateur en toda la región, y en forma específica en América del Sur, Central, México y el Caribe. El campeonato se desarrolla anualmente en los mejores campos de América Latina y muestra el creciente talento del deporte en la región, incluidos los ganadores en el PGA TOUR y los atletas olímpicos de 2020 como el chileno Joaquín Niemann (campeón del LAAC 2018) y el colombiano Sebastián Muñoz.

El campeón del LAAC recibirá una invitación al Masters Tournament 2022 en Augusta National Golf Club y una invitación para jugar The 150th Open en St Andrews. Además, el ganador obtendrá exenciones completas para disputar The Amateur, el U.S. Amateur y todo otro campeonato amateur de la USGA para el cual sea elegible y está exento para las etapas finales de clasificación para el 122th U.S. Open que se jugará en The Country Club en Brookline, Massachusetts. Asimismo, el jugador o jugadores que terminen en el segundo lugar ingresan directamente a las fases finales de clasificación para ingresar a The 150th Open y al 122th U.S. Open.

De todas maneras, no fue tan fácil para “Abelito”. La dura realidad mundial de un 2020 en pandemia postergó sus ilusiones y el joven que hoy está radicado en Orlando, Estados Unidos, tuvo que esperar varios meses para cumplir sus sueños.

A mediados de agosto del 2020 y cuando en Estados Unidos ya se jugaba al golf respetando todos los cuidados pertinentes, Gallegos hizo su debut en el U.S. Amateur jugado en Bandon Dunes, Oregon. Su talento lo llevó a pasar a la ronda de Match Play pero allí cayó en el primer partido.

Como para todos los golfistas del mundo caminar por Magnolia Lane y entrar a Augusta National es un sueño y Abel lo cumplió en una fecha extraña: noviembre. El argentino jugó un Masters sin igual, el único que se jugó en esa fecha en las 85 ediciones del clásico de abril.

Prácticas con Rory McIlroy y Phil Mickelson, entre otros grandes nombres, le dieron una dimensión espectacular en cuanto a experiencias vividas que no alcanzan a opacarse ni por esas dos rondas de 79 y 81 que le dejaron gusto a poco.

“Jugar con los mejores está bueno para ver donde uno está parado, pero sobre todo para saber dónde uno tiene que trabajar de cara a lo que viene tratando de ver cómo trabajan los mejores”, señala el argentino sobre cuáles fueron las principales enseñanzas que le dejaron los Majors jugados.

En marzo de este año y ya con muchos cambios en su estilo de vida, luciendo un físico más trabajado y con un programa de entrenamiento serio en la academia de Hernán Rey, un reconocido coach argentino en Estados Unidos, Abel ganó el Azalea Invitational, un evento que reúne a destacados aficionados de todo el mundo.

Pero todavía le faltaba el otro gran premio que consiguió por haber ganado el LAAC. Ni más ni menos que The 149th Open. Luego de la cancelación en 2020, este año Royal St Georges recibió a los mejores del mundo y allí también estuvo Gallegos. Sus rondas de 73 y 76 no le permitieron jugar los cuatro días, pero la experiencia vivida en los links ingleses seguro quedará grabada en su carrera.

Estos últimos meses son de preparación para los objetivos que vienen. Representará a su país en la Copa Los Andes (Sudamericano por equipos) y luego jugará el VISA Open de Argentina, primer evento del PGA TOUR Latinoamérica, gira en el que tendrá estatus condicional luego de haber quedado 36º en la Clasificación que jugó unas semanas atrás.

“En estos dos años crecí como jugador, como persona y siento que estoy mucho más maduro, por lo que será un lindo desafío volver al LAAC y ojalá que pueda ser protagonista como la última vez”, confiesa Abel.

En enero de 2022 su destino será Casa de Campo, en República Dominicana donde este chico de tan sólo 19 años, pero con la madurez de haber tenido casi dos años de experiencias imborrables, afrontará un nuevo desafío: defender el título del Latin America Amateur Championship para así poder alcanzar una vez más el sueño de jugar The Masters y The 150th Open en St Andrews.

Teeth of the Dog, Casa de Campo Resort & Villas
Prev