Aaron Jarvis hace debut histórico en el Masters

Dos meses después de haber ganado el “2022 Latin America Amateur Championship” en Casa de Campo, República Dominicana, Aaron Jarvis aprovechó al máximo la oportunidad que tuvo de poder jugar el Masters de Augusta. El jugador de primer año de UNLV hizo historia al ser el primer caimanés en competir en el Augusta National Golf Club, al tiempo que disfrutaba de la experiencia de un amateur en el Masters y destacando fuera del campo tanto como dentro de él.

Para Jarvis fue difícil la primera ronda el jueves, la cual fue pospuesta por el mal tiempo; aun así, consiguió un “birdie” en el famoso par-3 del hoyo 12 en cada una de sus primeras dos vueltas. El viernes, con su primer golpe, llegó a estar a dos pies del hoyo con miles de espectadores observándolo en el famoso Amen Corner. Terminó este hoyo con un birdie y, cuatro hoyos más tarde, logró otro birdie en el hoyo 16; esta vez casi logró el ace, dejando la bola a pocas pulgadas del hoyo con su sensacional golpe de tee.

“Yo pensaba que iba a entrar cuando le di y la bola cayó al tiempo que el público me estaba animando,” dijo Jarvis, que con su puntaje de 74 en la segunda vuelta empató la ronda baja en la clasificación de los amateurs. “Si hubiese entrado… bueno, no sé lo que hubiera pasado.”

Su total en las dos vueltas no fue suficiente para superar el corte, pero aun así, Jarvis pudo vivir la experiencia que ofrece el Augusta National a los amateurs. Además de haberse quedado en el Crow’s Nest sobre el clubhouse y de haber disfrutado del Amateur Dinner con Chairman Fred Ridley, el Chairman de Augusta National Golf Club y el Masters Tournament, Jarvis tuvo un encuentro memorable con un ganador previo del Masters durante su vuelta de práctica – uno que ha sido campeón cinco veces en Augusta.

“Sí, estaba dando la vuelta al hoyo 9 y vi a Tiger Woods salir de su carrito enfrente de mí. Estábamos el campeón del U.S. Amateur y yo,” dijo Jarvis. “No hay un mejor ‘no’, ningún mejor rechazo que uno de Tiger Woods, sabes? Entonces pensé que merecía la pena. Me acerqué, corriendo entre los árboles y le pregunté, ‘Mr. Woods, estás jugando solo o podríamos hacer una ronda juntos?”

Woods declinó amablemente la invitación, pero Jarvis había tenido la oportunidad de charlar con el campeón de quince grandes al final de la ronda.

“Fue genial verle jugar enfrente de mí,” dijo Jarvis. “Y después de la vuelta pude hablar con él y con Joe (LaCava) alrededor de 10 minutos, fue increíble.”

Prev
Next